Paletilla de cordero rellena


I n g r e d i e n t e s

1 paletilla de cordero

2 dientes de ajo

1 cebolla

300 g de bacon ahumado

150 g de lonchas fe queso

2 huevos duros pelados

1 ramita de perejil

100 ml de aceite de oliva

1 vaso de moscatel

1 brick de caldo de carne

E l a b o r a c i ó n

Para preparar una paletilla de cordero rellena, lo primero que tendremos que hacer, es pedir a la carnicería que nos deshuesen la paletilla para prepararla rellana. En nuestro caso, pedimos también el hueso, para tener la forma más parecida a una paletilla, pero si no queréis poner el hueso de nuevo, lo podéis hacer sin.

Una vez en casa y listos para empezar, lo primero que haremos es salpimentar la carne deshuesada.

Seguidamente, añadiremos por encima las tiras de bacon, las lonchas de queso i finalmente los dos huevos duros (intentando que toquen punta con punta cada uno, de manera que no quede ningún trozo a la hora de cortar sin huevo).

**En el caso de querer poner de nuevo el hueso, es importante dejar un poco la parte final sin huevo, ya que tendremos que poner parte de hueso dentro a la hora de enrollar. En caso de no utilizar el hueso, seguramente necesitéis 3 para rellenar el trozo entero.

Una vez todos los ingredientes del relleno encima de la carne, como hemos comentado anteriormente, es momento de poner el hueso en la parte final. Más o menos que esté 4 o 5 dedos dentro.

Ahora sí, con mucho cuidado, enrollamos la carne deshuesada con el relleno con la ayuda de una malla elástica o un hilo de bramante para que conserve la forma y no se abra a la hora de cocinar.

Pre-calentamos el horno a 200ºC, ponemos el cordero en una fuente de horno, añadimos aceite de oliva y dejamos cocer unos 15 minutos o hasta que veamos que empieza a dorarse. Es importante ir girando la carne de vez en cuando.

Cuando veamos que empieza a dorarse, bajamos el horno a 180º y añadimos el vaso de moscatel y un brick de caldo de carne. Dejamos cocer alrededor de una hora más, nuevamente girando la carne de vez en cuando y echando por encima un poco del jugo que irá dejando.

Cuando la paletilla esté bien cocida, la sacamos del horno, con cuidado de no quemarnos retiramos la malla o el hilo y la cortamos a medallones. Lo servimos con alguna salsa o acompañamiento de patatas minis hervidas y el mismo jugo que habrá dejado en la fuente de horno.

CATEGORIAS

ENTRADAS MÁS

RECIENTES

© 2020 by Concucharaytenedor